Artículo del blog de Stewart

Tipos de préstamos hipotecarios

Publicado el: 24 de febrero de 2022

POR EL EQUIPO DE CONTENIDO DE STEWART

POR EL EQUIPO DE CONTENIDO DE STEWART

Decidió buscar una nueva vivienda y ya tiene listo su presupuesto. Si piensa obtener un préstamo hipotecario, este es el momento de decidir qué tipo de préstamo es mejor para usted. Hay una gran variedad de préstamos para elegir, cada uno con sus características únicas, como la duración del préstamo y la tasa hipotecaria.

Veamos qué debe tener en cuenta.

Tipo de hipoteca:


Préstamo convencional

Los préstamos convencionales se financian a través de empresas privadas o bancos, y están disponibles en dos paquetes: préstamos productivos y no productivos. Los préstamos productivos siguen estándares establecidos por la Agencia Federal de Financiamiento de Vivienda, que puede supervisar su crédito y deudas junto con el tamaño del préstamo. Los préstamos no productivos no siguen estos estándares y, generalmente, se usan para personas con bajo crédito o para préstamos para viviendas particularmente costosas.

Préstamos asegurados por la FHA (Administración Federal de la Vivienda)

La FHA funciona bajo el control del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano, y tiene la principal responsabilidad de administrar el programa de seguros para préstamos para la vivienda del gobierno. Este programa permite obtener un préstamo para una vivienda a compradores que de otra manera no calificarían para uno, dado que la FHA elimina el riesgo para el prestamista.

Préstamos del VA (Departamento de Asuntos de los Veteranos)

Los préstamos del VA, disponibles para miembros activos o retirados de las Fuerzas Armadas de EE. UU., ofrecen préstamos de bajo interés flexibles para los prestatarios. No requieren un pago inicial ni seguro hipotecario y, generalmente, los prestamistas ofrecen las tasas más bajas para los préstamos del VA.

Duración del préstamo:


Hipoteca a 15 años
La hipoteca a 15 años permite a los prestatarios cancelar su préstamo más rápidamente, lo cual significa que acumulan capital más rápido y pagan menos interés durante la vigencia del préstamo. Muchas veces, las hipotecas a 15 años también tienen tasas de interés menores que las hipotecas a 30 años.

Hipoteca a 30 años
La hipoteca a 30 años permite a los prestatarios cancelar su préstamo durante un período más largo, lo que permite pagos mensuales más bajos. Mientras tanto, dado que lleva más tiempo cancelar el préstamo, el nivel de interés que se paga naturalmente aumenta en comparación con el de la hipoteca a 15 años.

Tasa hipotecaria:


FRM (hipoteca de tasa fija)
Es el modelo de hipoteca estándar. Es el tipo de hipoteca más antiguo y más fácil de entender. Su principal atractivo es que la tasa de interés y la cantidad del pago permanecen fijos durante la vigencia del préstamo, generalmente, 15 o 30 años. Sin embargo, si las tasas bajan, el titular no se puede beneficiar de la nueva tasa más baja, excepto mediante un refinanciamiento.

ARM (hipoteca de tasa ajustable)
Con este tipo de hipoteca, la tasa de interés que paga aumenta y disminuye con las demás tasas que se cobran en toda la economía. Por lo tanto, usted, el prestatario, asume el riesgo del aumento de las tasas y puede beneficiarse si las tasas bajan.

Una pregunta esencial que debe hacer acerca de una ARM es si hay límites a la cantidad que puede aumentar la tasa, tanto en cada revisión como durante toda la vigencia del préstamo. Sin límites, también conocidos como topes, no hay manera de predecir cuánto podrían cambiar sus tasas y, en consecuencia, sus pagos mensuales.

Opción convertible
Actualmente, las FRM y las ARM representan las principales opciones disponibles para los compradores de viviendas. La hipoteca convertible representa una especie de punto medio entre las dos. Está diseñada para las personas que desean obtener las ventajas de la ARM, pero también quieren limitar el riesgo del aumento de las tasas.

Con este acuerdo, el comprador comienza con una ARM, pero tiene la opción de convertir a una FRM en momentos específicos de la vigencia del préstamo. Es recomendable hacerle al prestamista estas preguntas: ¿cuándo se puede convertir?, ¿con qué frecuencia se puede considerar la opción?, ¿se deben pagar cargos con anticipación?, ¿se paga más por una ARM con la característica de conversión que por una ARM sin ella?, ¿se deben pagar cargos adicionales si se decide convertir? Averigüe la tasa de conversión del prestamista.

GPM (hipoteca de pago graduado)
Una GPM de tasa fija comienza con pagos bajos, generalmente más bajos que los de una tasa fija y, posiblemente, que los de una ARM, pero estos aumentan gradualmente (por lo general, en el curso de 5 a 10 años) y luego se nivelan por el resto del préstamo.

GEM (hipoteca de valor líquido creciente)
Esta opción está diseñada para los prestatarios que desean cancelar su hipoteca lo más pronto posible. Por lo tanto, la tasa de interés permanece fija, pero el monto del pago mensual aumenta de acuerdo con un cronograma acordado previamente, con pagos más altos destinados a reducir el saldo del capital. Esta hipoteca puede ser atractiva para las personas que esperan un crecimiento regular de sus ingresos y desean generar valor líquido rápido.

Powered by